domingo, 13 de abril de 2014

EL LIBRO DE MIRDAD


 ¿No os elegí porque oí vuestros anhelos? Pero desgraciados serán aquéllos que giran en las órbitas del tiempo y tratan de obtener en ellas su libertad y su paz. Apenas sonríen por su nacimiento, cuando ya lloran por su muerte. Apenas están llenos cuando ya están vacíos. Apenas han atrapado la paloma de la paz, cuando ella se transforma en sus manos en buitre de guerra. Cuanto más piensan que saben, menos en verdad conocen. Cuanto más avanzan, en verdad más retroceden. Cuanto más alto suben, más profundo caen.

Mikhail-Naimy

No hay comentarios:

Publicar un comentario