martes, 18 de marzo de 2014

Carta a la Mar

 Cuídate de las personas que se aprovechan del los momentos de debilidad. Trabaja en una  sana autoestima, busca ser independiente de las opiniones buenas y malas de los demás. El  sufrimiento es una oportunidad inigualable para encontrar el sentido de la vida, para encontrar a  Dios dentro de nosotros, para encontrarnos a nosotros mismos. Lo que estás buscando afuera lo  tienes que buscar por dentro. Suelta el apego de la mente, pues hasta que no aprendas a  dominarla, ella es el enemigo. Líberate de todo condicionamiento social, pues sólo traen  sufrimiento. La idea de cómo deberían ser las cosas no encajan con la realidad y eso trae  sufrimiento.  Te he indicado el camino, ahora deberás encontrar tu propio sendero. ¡Suerte!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Revolución Espiritual

Lo que ya se inventó no se necesita volver a crear. Para señalar el camino no es necesario reinventarlo, solo necesito apropiarme de ...